agosto 4, 2020

¡Todavía puedes reclamar por SWAP! Tienes de plazo hasta el 7 de octubre

A diferencia del IRPH que no tiene fecha de prescripción, los SWAP prescriben el próximo día 7 de octubre. Estudiamos tu caso en ¡sólo una hora! somos capaces de decirte las posibilidades de éxito de tu caso. Simplemente enviándonos los documentos adecuados, podemos generar un burofax que interrumpa la prescripción…

LOS TRIBUNALES DAN LA RAZÓN A LOS CLIENTES

A partir de 2005 resultó muy común que las entidades estableciesen políticas comerciales para determinados clientes (particularmente los de CNAE Promotor o Constructor) a los que, mecánicamente, con cada solicitud de préstamo se les imponía un producto derivado sobre tipos de interés, más conocidos como IRS (Interest Rate Swap, o directamente SWAP.

Tales IRS se suscribían, normalmente, con la finalidad de obtener una cobertura de interés ante el riesgo de cambio de tipos y todo ello en relación a la suscripción por parte de los clientes de préstamos para su actividad. Los IRS casi siempre van indexados a un contrato de préstamo financiacion, aunque también pueden ser independientes. 

Esos préstamos normalmente eran para promotores (préstamos constructores o préstamos para adquisición de solares, pero también se suscribieron IRS para refinanciaciones de empresas industriales en la época entre 2007 y 2012, si bien esos IRS eran más complicados).

Cuando se suscribieron esos IRS, a partir de 2005, pero con particular fuerza entre 2006 y 2009 la previsión era que los tipos de interés subieran y con ello subiera el coste de las financiaciones, por eso se comercializaban como seguros de tipos de interés, con la finalidad de estabilizar los incrementos de tipos, pero la realidad es que las entidades ya tenían estudios que preveían que los tipos iban a bajar, con lo que la estabilización de los tipos beneficiaba a las entidades y no a los clientes. Todo esto está declarado ya en Sentencias firmes.

Esto supuso que durante la vida de los IRS los clientes pagasen cuantiosas “liquidaciones negativas”, que ahora tras reciente doctrina del Tribunal Supremo se pueden reclamar y se están ganando inexorablemente. Hablamos en la mayoría de los casos de cientos de miles de euros en liquidaciones negativas indebidamente pagadas, y que se verán resarcidas con condenas al pago de los intereses legales sobre el importe debido (y hablamos cuando menos de una década de intereses debidos sobre importes considerables).

DOCUMENTOS NECESARIOS PARA INICIAR LA RECLAMACIÓN

Si eres afectado en el caso de los SWAP, envíanos los siguientes documentos y te haremos un estudio gratuito de tus posibilidades de recuperar los intereses pagados de forma irregular:

  • Solicitud de contratación de producto derivado (IRS) con la entidad correspondiente;
  • Contrato Marco de operaciones financieras (CMOF), normalmente entregados junto a la suscripción del contrato de IRS, aunque se puede haber firmado antes o después;
  • Anexos I, y II al CMOF.
  • Cuadro de liquidaciones abonados como consecuencia del producto financiero contratado, el cual debe ser elaborado por el propio cliente o ser solicitado a la entidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *